Zenaida Yanowsky se retira tras 23 años en el Royal Ballet

rm-zenaida-yanowsky-bio-smile-bw_1000

El pasado 5 de junio Zenaida Yanowsky, primera bailarina del prestigioso Royal Ballet, se retiró de los escenarios tras 23 años en el teatro.

Yanowsky ha desarrollado su carrera entre Londres y París. Ganó una medalla de plata en el International Ballet Competition Varna en 1991 así como otros premios; medallas de oro en el European Young Dancers Competition en 1993 y en 1994 el Jackson International Ballet Competition.

En 1993 ingresó en la Opera de París tras recibir una invitación para audicionar y allí pudo desempeñar importantes papeles de danza clásica. En esta compañía sólo permaneció un año dado que integró en el ballet de Londres. Yanowsky comenzó a destacar en este ballet muy pronto ya que en solo 2 años fue promovida a solista, en 1999 en primera solista y en 2001 en bailarina principal. Dentro del Royal Ballet, pudo desarrollar numerosos papeles principales desde Odette a la Reina de corazones en Alicia en el país de las maravillas, papel que tuvo mucho éxito entre los espectadores y que fue galardonado en la prensa. Algunos coreógrafos crearon roles para ella en sus ballets contemporáneos como  Christopher Wheeldon en DGV: danse a grande vitesse o A Winter’s Tale o  Will Tuckett en The Seven Deadly Sins.

Últimamente ha estado colaborando con Carlos Acosta, a quién conoce desde los 14 años durante un cursillo en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba, con su ballet “Cubania” mediante coreografías y también como bailarina de ésta siendo su pareja en el escenario en alguna ocasión.

Yanowsky se ha retirado de los escenarios bailando Marguerite et Armand junto con Roberto Bolle que ya ha actuado como partenaire de numerosas bailarinas que se han retirado del mundo de la danza.

Parece que Yanowsky ha estado un poco más apartada que otras bailarinas como Darcey Bussell o Marianela Nuñez pero la verdad es que ha sido una de las bailarinas más versátiles de la compañía y la mayoría no sabe algunas peculiaridades de Yanowsky que son muy interesantes de conocer.

corazones

La primera es que Yanowsky se crió en España durante toda su infancia y adolescencia, concretamente entre Madrid y Palmas de Gran Canaria. Sus padres fueron bailarines, Anatol Yanowsky y Carmen Robles y al decidir tener hijos muy pronto, éstos se criaron entre camerinos y zapatillas de punta. Sus padres, abrieron una escuela en las Palmas de Gran Canaria y allí aprendieron a bailar además de aprender teatro o música y ella hasta los 14 años no decidió ser bailarina profesional. Muy pronto fueron enviados a cursillos de verano fuera de España como Cuba o América y al concurso de danza de Varna. Actualmente ella ha sido primera bailarina del Royal Ballet, su hermano Yury es del Boston Ballet y su hermana Nadia es del Dutch National ballet.

Otra peculiaridad que también la han sufrido algunos bailarines es que al integrar en la Ópera de París, Yanowsky quedó muy decepcionada al ver la actitud xenófoba de la compañía porque ningún bailarín que no hubiera sido antiguo estudiante de la Escuela podía acceder a ser primer bailarín. Al ver que su carrera como bailarina se desarrollaría muy lentamente, decidió marchar al Royal Ballet. 

A pesar de destacar por su brillante versatilidad a la hora de representar papeles, sus condiciones también fueron un obstáculo dado que mide 1´75. En alguna ocasión, se ha planteado abandonar la compañía pero su amor y unión al Royal Ballet se lo impidieron en cada momento. Yanowsky ha convivido con 4 directores de la compañía: Sir Anthony Dowell, Ross Stretton, Dame Monica Mason y Kevin O’Hare. Con el segundo director con el que trabajó, se sintió apartada debido al objetivo de éste porque únicamente quería a “bailarinas bonitas con bonitos pies”. Esto le sirvió para luchar y para trabajar mucho más. Su altura le impidió bailar papeles principales como “Aurora” en sus comienzos dado que Guillem o Bussell eran primeras bailarinas, con estaturas similares, y éstas acaparaban los papeles. Afortunadamente estos aspectos de la danza han evolucionado, y Yanowsky ha podido desempeñar papeles muy diferentes y del repertorio más importante de la compañía, de Ashton y MacMillan. Con su representación de “Sylvia” demostró que una bailarina de gran altura puede representar un papel sin ningún problema.

En conclusión, Yanowsky ha sido una bailarina que ha marcado la historia del Royal Ballet, por su valentía, su versatilidad y sus ganas de trabajar y superarse a sí misma.

Escrito por: Clara Mollá, estudiante de Periodismo, Publicidad y RRPP en Universidad Jaume I de Castellón (España).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s