Hombres y ballet: saltos

La preparación física en el ballet depende de las exigencias específicas de cada escuela. El salto es una de las predominantes para los hombres. La potencia es una magnitud física que expresa la relación entre la fuerza y velocidad de ejecución. En el caso del salto se almacena una energía elástica al realizar la contracción excéntrica (flexión de rodilla/demi plié) que se liberará en la fase de contracción concéntrica (extensión de la rodilla) logrando como resultado el salto en sí. Se trata, por tanto, de lograr la mayor fuerza posible acompañado de la mayor velocidad. Lo que realmente provoca un salto potente es la velocidad de despegue del suelo,  (los pies trabajados desde la barra + la presión del demi-plié) del cual es responsable la fuerza de los miembros inferiores con la consecuente elevación del centro de gravedad. Es, por tanto, fundamental el trabajo de este tipo de movimiento en saltos explosivos, logrando un mayor rendimiento. El correcto uso de la respiración, brazos y colocación es importantísimo. Para que las clases de ballet sean lo más óptimas posibles para el bailarín, se deben seguir los descansos y las recuperaciones de forma estricta para evitar lesiones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s